Conoce Que Piedras No Se Pueden Limpiar Con Sal

Si eres de quienes suelen hacer uso de cuarzos, cristales y/o piedras, es importante que conozcas que piedras no se pueden limpiar con sal o con agua.

Sacar el mayor provecho de los cristales y piedras energéticas requiere en gran medida de la forma en cómo las limpiamos o cargamos, de allí la importancia de conocer cómo hacerlo según su tipo.

Por ello, aquí en cursodemaestroreiki.com te hablare un poco sobre aquellas piedras que no deben limpiarse con sal, por el contrario te hare mención de las alternativas más recomendadas para cargarlas. Veamos…

¿Qué Piedras No Se Pueden Limpiar Con Sal?

Antes de mencionarte que piedras no se pueden limpiar con agua y sal, es importante tener claro el por qué, y la razón es simplemente porque la sal es una sustancia no compatible con todos y cada una de las piedras o cuarzos.

La sal y el agua pueden dañar la superficie de algunas piedras o cristales, entre ellas:

  • El ámbar.
  • Las esmeraldas.
  • El lapislázuli.
  • El ópalo.
  • La malaquita o las turquesas.
  • Malaquita.
  • Selenita.
  • Rosa del Desierto.
  • Turmalina.
  • Piedra de sal del Himalaya.
  • Citrino.

Para la limpieza y carga de estas piedras y cristales lo ideal es usar otros procedimientos de limpieza; como limpiar piedras con sahumerio o limpiar piedras en luna llena.

¿Cuándo Es Conveniente Limpiar Las Piedras?

Lo más recomendable es que tanto las piedras como los cristales deben ser limpiados, cargados y además programados antes de ser utilizadas por vez primera, o bien sostener una rutina de limpieza periódica. Tal limpieza es necesaria ya que las piedras captan y absorben la energía externa.

Ahora que sabes que piedras no se pueden limpiar con sal y agua, simplemente empápate de otros métodos de limpieza y elige el que consideres conveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *