¿Qué Es La Meditación Gassho? Técnica Correcta.

Aprendamos un poco sobre lo que es la meditación gassho, su técnica correcta y los beneficios que esta maravillosa práctica japonesa empleada en Reiki es capaz de aportarnos.

Meditación gassho

Antes de adentrarnos en lo que es este tipo de meditación, es necesario que conozcas perfectamente el significado de la palabra o el término “Gassho”.

Este significa también “las palmas de las manos juntas” o “dos manos que se juntan” y hace referencia a un ritual o postura que se realiza colocando las manos en posición de rezo, donde las puntas de los dedos están apenas debajo de la nariz, aunque hay quienes realizan gassho con las manos frente al pecho, justo sobre el corazón.

Esta posición está también relacionada con una expresión antigua de saludo, gratitud, petición, súplica y/o veneración, pero también con el reconocimiento de la unidad de todos los seres.

¿Qué Es La Meditación Gassho?

La técnica de meditación gassho no es más que una práctica japonesa, considerada uno de los tres pilares del Reiki que consiste en sanar a través de la energía universal.

Entre las virtudes o beneficios de la meditación gassho podemos mencionar su efectividad para calmar y concentrar la mente, siendo posible crear un espacio donde podamos mejorar nuestra intuición, lo que nos permitirá ampliar los efectos del Reiki.

Por otro lado, se cree que este tipo de meditación está diseñada para recargarnos de energía nueva y limpia, necesaria para reestructurar nuestras ideas, pensamientos, preocupaciones, recuerdos, en sí incrementar la facultad esencial del ser humano, es decir, la intuición y creación. Puede hacerse a solas o en grupo.

Las meditaciones gassho en grupo son una espléndida experiencia dado que la energía aumenta mucho más allá de la suma de energías individuales de los participantes, creándose un ambiente lleno de energía.

¿Cuál Es La Técnica Correcta De La Meditación Gassho?

La meditación gassho Reiki es bastante sencilla de llevar a cabo, para ello basta con que sigas con detalle los pasos a continuación:

  1. Lo primero que debes hacer es buscar un lugar adecuado, este puedes crearlo, ¿Cómo? Sencillo! Puedes adecuar tu habitación o la sala de tu casa cuidando cada detalle, como por ejemplo, la temperatura, el ruido y alejando cualquier distracción posible.
  2. Una vez encuentres, lo que consideres el mejor lugar para llevar a cabo tu meditación gassho, lo que sigue es acomodar tu cuerpo.
    Para ello, debes sentarte sobre una silla o bien en el suelo y adquieras la posición de flor de loto, lo importante es que te sientas del todo cómoda.
    En cuanto a la postura, lo ideal es que tu espalda permanezca completamente recta mientras meditas, para ello es recomendable que la apoyes sobre la pared o el espaldar de la silla.
  3. Si lo deseas, puedes mantener los ojos cerrados durante el tiempo de la meditación, este paso te ayudara a conservar tu energía interior.
    De no sentirte cómoda con los ojos cerrados puedes tranquilamente dejarlos abiertos pero evitando en lo posible concentrarte en algún punto determinado.
  4. Trae ahora toda tu atención a la respiración, es decir, hazlo de forma lenta y consciente.
  5. Ahora, junta las manos a la altura del chakra corazón, haciendo el mudra gassho de manera que el aire expulsado por la nariz roce ligeramente la punta de tus dedos. Esto es lo que sería la altura adecuada para situar tus manos.
  6. En este punto, es momento que pases toda tu atención, de la respiración al punto de encuentro de los dos dedos del medio.
    Posiblemente durante la meditación vengan a tu mente cualquier tipo de pensamientos, de ser así, no les prestes atención y vuelve a enfocarte en el punto de encuentro de tus dedos medios.
  7. Mientras realizas el punto anterior procura aspirar por la nariz (sitúa tu lengua en el paladar) y expirar por la boca (lleva tu lengua sobre la base de la boca). Este paso te ayudará a completar el círculo de la energía cuerpo- espíritu.
  8. Es posible que te resulte incómodo o doloroso mantener por mucho tiempo las manos juntas a la altura de tu pecho, sobre todo si recién estás comenzando a practicar este tipo de meditación. De ser así puedes optar por posarlas sobre tu regazo, sin separarlas en ningún momento.
    Recuerda que lo importante durante este proceso es que te sientas totalmente cómoda, si se te hace necesario moverte, hazlo siempre muy despacio.
  9. En el caso de experimentar algún tipo de fenómenos energéticos (ejemplo; manos y columna vertebral caliente) no permitas que estos influyan, procura siempre mantener el foco en la unión de tus dedos medios.
  10. Para culminar, recupera tu respiración habitual, siéntete presente dentro de tu cuerpo y poco a poco ve abriendo los ojos.

Como vez, las indicaciones o pasos para llevar a cabo la meditación gassho son bastantes simples, básicamente consiste en enfocar tu atención en la unión de tus dedos medios y olvidarte de todo lo demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *