¿Cómo Usar Las Piedras Para Los Chakras?

Utilizar las piedras para los chakras es una de las formas más sencillas y prácticas de equilibrar nuestros vórtices energéticos y en este artículo te mostrare no solo la forma más efectiva de hacerlo sino también las piedras idóneas para cada uno de ellos.

piedras para los chakras

Como sabemos, los chakras son vórtices, centros o ruedas de energía y poder espiritual a través de los cuales fluye la energía en el cuerpo. Estos están ubicados y alineados a lo largo de la columna vertebral, desde la base hasta la coronilla de la cabeza.

Cuando uno de estos chakras principales se encuentra bloqueado o desalineado trae como consecuencia un desequilibrio energético a nivel físico, mental y espiritual.

En estos casos es necesario el aplique de técnicas que nos ayuden a restaurar el flujo de energía a través de ellos, y una de estas técnicas es la alineación de chakras con cuarzos, cristales, gemas o cualquier otro tipo de mineral.

Sin embargo, para ello es necesario tomar en cuenta los atributos únicos y correspondientes a cada chakra, como por ejemplo, el color o la vibración especifica.

Conociendo esto y las propiedades energéticas de cada piedra será mucho más sencillo unirlas con cada punto energético del cuerpo, de manera que las aprovechemos para canalizar la energía, hacerla fluir y finalmente desbloquear los chakras.

¿Qué Piedras Corresponden A Cada Chakra?

1. Chakra Raíz:

El color representativo de este chakra es el rojo, color de acción, análogo a la sangre, la vida, el vigor, la creatividad… razón por la que es recomendable utilizar piedras o cristales de este color, con el propósito de fortalecer la voluntad, el sistema inmunológico y el cuerpo en general.

Las piedras rojas que podemos utilizar son las siguientes: el Rubí, el coral rojo, granate, ágata, ojo de tigre o la hematita, entre otras tantas.

2. Chakra Sacro:

Las piedras o cristales utilizados para desbloquear esta segundo chakra son generalmente de color naranja, como por ejemplo; el ágata naranja, ámbar, el cuarzo citrino, el coral…

Todas estas se consideran piedras proyectivas, es decir, que emiten energía capaz de fortalecer el campo áurico, aportar seguridad, equilibrar las emociones y restablecer el flujo de energía en este chakra.

3. Chakra Plexo Solar:

Para equilibrar este chakra nada mejor que la piedra citrina amarilla, también conocida como topacio de Brasil, pues la energía que emana es similar a la energía solar; penetrante y confortante.

El uso de estas piedras sobre el chakra plexo solar favorece el aura y la energía física en general y el intercambio energético.

4. Chakra Corazón:

Aquí se utilizan las piedras y cristales del color representativo a la naturaleza, el verde. Algunas de las más efectivas para desbloquear este chakra son; el jade, ágata verde, turmalina verde, cuarzo verde, la esmeralda, etc.

Este tipo de piedras, en lo que respecta el nivel físico, aporta fortaleza y salud a todo el organismo, esto gracias a la capacidad renovadora de energía sutil con la que cuentan.

5. Chakra Garganta:

La turquesa, lapislázuli y aguamarina, todos cristales de color azul celeste actúan perfectamente sobre el chakra garganta ya que promueven la habilidad de expresarse, lo que significa que este chakra está en equilibrio.

6. Chakra Tercer Ojo:

En este caso también se utilizan las piedras o cristales de color azul o violeta (Sodalita, lapislázuli, amatista…) puesto que poseen las mismas propiedades que las de color azul claro utilizadas en el chakra anterior.

Una vez que las coloquemos sobre este chakra sus propiedades ayudaran a potenciar, expandir y fortalecer la intuición y la clarividencia.

7. Chakra Corona:

En este último chakra es recomendable utilizar las piedras, cuarzos o cristales de color blanco, dorado o transparente, todos estos cuentan con la capacidad de emanar la más pura de las energías, razón por la que pueden ser utilizadas para cualquier fin curativo.

¿Cómo Usar Las Piedras Para Los Chakras?

Conociendo ya la relación de los minerales con nuestros chakras, se hace más sencillo asociar las propiedades y frecuencia vibratoria de las piedras con el estado armónico de centro energético.

Partiendo de ahí, puedes usar las piedras para los chakras de una forma muy sencilla:

  1. Busca un lugar tranquilo en el que puedas relajarte por unos cuantos minutos.
  2. Adopta una posición cómoda y relajada, preferiblemente acostado.
  3. Comienza a situar las piedras sobre cada chakra correspondiente.
    Si se te hace difícil colocarlas sobre tu propio cuerpo, puedes pedir ayuda a un amigo. Puedes trabajar todos los chakras juntos o bien, hacerlo individualmente tomando un tratamiento de 7 semanas, donde le dediques una semana a cada chakra, de ambas formas conseguirás un equilibrio completo.
    Lo ideal es que siempre que coloques las piedras lo hagas desde la base de la columna (chakra raíz) hasta llegar a la coronilla (chakra corona).
  4. Una vez situada la o las piedras sobre el chakra(s) a trabajar, cierra tus ojos y concéntrate en recibir la energía de la piedra por al menos 20 minutos.
  5. Finalmente pide a tu amigo que retire una a una las piedras, pero esta vez en sentido contrario, es decir, comenzando desde la coronilla hasta el chakra raíz.

Siempre que seas constante con el uso de las piedras para los chakras, estos se mantendrán desbloqueados, con un flujo de energía constante que no trae más que el equilibrio físico, mental y espiritual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *