¿Qué Son Los Votos Kármicos Y Por Que Conviene Revocarlos?

Es posible que la forma en cómo estas llevando tu vida o el hecho de no poder disfrutarla a plenitud se deba a posibles votos kármicos hechos en vidas pasadas.

Descubre en este post de que se tratan los votos  o pactos kármicos, cuales son los tipos, porque y como pueden revocarse o eliminarse para comenzar a vivir una vida plena libre de ataduras pasadas.

¿Qué Son Los Votos Kármicos?

Los votos o contratos kármico son especies de decretos de obediencia que hicimos en vidas pasadas. Sobre todo cuando de entrar o formar parte de órdenes religiosas o iniciáticas se trata, o bien, cuando debido a experiencias traumáticas que vivimos, nos juramos “Nunca volveré a…” o “De ahora en adelante y para toda la eternidad…” y cosas similares a estas.

Tipos De Votos Kármicos

  • Votos De Pobreza:

Firmado en el seno de religiones o filosofías en donde el dinero era considerado algo perverso. El voto de pobreza se sostenía en la idea de que Dios nos va a mantener a pesar de todo.

Esto, ignorando el hecho de que la mejor manera que tiene Dios en esta época para mantener a sus criaturas es a través de un ingreso suficiente.

Si eres una persona que cree que el dinero es malo, que no se mezcla con la espiritualidad o si has experimentado sistemáticamente problemas financieros, es posible que en una vida pasada hayas hecho un voto de pobreza.

  • Votos De Castidad:

Aquí, la creencia es que lo que está mal es la sexualidad. Los placeres mundanos se consideraban opuestos al desarrollo espiritual. Claro que esto  no fue un concepto universal, muchas religiones orientales le han otorgado al sexo un carácter sagrado, propiciatorio de la unión con Dios.

Si has experimentado recurrentemente falta de deseo sexual, disfunciones sexuales (impotencia, frigidez), o tienes problemas con la intimidad, es posible que hayas asumido un voto kármico de castidad en vidas pasadas.

  • Votos De Abnegación:

Se trata de un pacto de auto-sacrificio que de alguna manera expresa que uno postergara toda satisfacción personal a favor de los deseos y necesidades de los demás.

Rechaza de plano el amor a uno mismo. Si sientes que siempre cargas con las responsabilidades de los demás, sientes una compulsión por ayudar a otros por encima de tus propias necesidades y tu estas siempre en el último lugar de la fila cuando repartes energía, es posible que hayas firmado un parto de abnegación.

  • Votos De Celibato:

Equivale a renunciar a establecer una relación emocional significativa debido a que estamos “casados” con Dios. Pero es Dios quien nos da compañeros de alma para mostrarnos aspectos de nuestro propio yo.

Los votos de celibato se manifiestan de muchas maneras; sabotaje a las relaciones personales intimas, miedo al compromiso y una historia personal que registra numerosas relaciones que terminan abruptamente.

Negarnos a la posibilidad de vincularnos profundamente con alguien es una manera de estancarnos en nuestro crecimiento. Si este es tu caso, es muy probable que hayas firmado un pacto de este tipo en tu vida pasada.

  • Votos De Silencio:

En ciertas órdenes religiosas antiguas, la palabra se consideraba una de las herramientas del Demonio para seducir a los mortales. De allí  se derivo la creencia  en que el silencio ayudaba a mantener la pureza del alma.

Otros casos, por ejemplo, personas que han vivido en contextos de guerra siendo portadores de secretos o informaciones vitales para su país, los cuales juraron no hablar y fueron torturados, en muchos casos hasta la muerte.

Hoy en día, estas personas experimentan extremas dificultades para expresar quienes son, y decir la verdad.

  • Votos De Sufrimiento:

En algunos contextos históricos, el cuerpo fue considerado un impedimento para el crecimiento espiritual, y por lo tanto era flagelado, castigado o dañado para probar el compromiso con la Divinidad.

Nuestra concepción actual del cuerpo es diferente; entendemos que es el vehículo a través del cual se expresa nuestra alma y por lo tanto cuidarlo es importante.

Sin embargo, muchas personas tienen conductas dañinas hacia su cuerpo que no pueden controlar, desde morderse las uñas hasta persistir en adicciones.

Algunas de estas personas descubren a través de la regresión que han vivido en contextos religiosos de desvalorización corporal.

  • Votos De Obediencia:

Implican abandonar la propia voluntad y subordinarla a la voluntad de Dios. Los problemas de obediencia surgen cuando esta es completamente ciega, porque si uno cree que la voluntad de Dios es destruir al infiel, a quien no cree en el mismo Dios que nosotros y actúa en consecuencia (convirtiéndose en un mensajero de odio), solo acumulara más karma.

Una vida evolucionada implica convertirse en compañero de Dios en su tarea creadora, no un subordinado ciegamente obediente. El aprendizaje consiste en el equilibrio entre ambas voluntades.

Muchas personas, que se sienten hoy incapaces de enfrentarse a la autoridad (ya sea un padre fuerte, un jefe o el sistema de reglamentaciones impuestas), descubren que han firmado votos kármico en forma de pactos de obediencia en vidas pasadas.

¿Por Que Conviene Revocar Los Votos Kármicos?

La revocación o limpieza de votos kármicos es conveniente dado a que algunos de ellos siguen actuando hasta el tiempo presente, obstaculizando así la vida actual e incluso, son capaces de impedirnos gozar a plenitud de aquello relacionado a lo que alguna vez prometimos renunciar.

Un ejemplo claro puede ser el no permitirte tener dinero si te tomaste muy en serio tus votos de pobreza en otra encarnación, o no acabas de disfrutar del sexo sin culpa con tu pareja por tus antiguos votos de castidad y celibato, etc. Todo esto hace conveniente la revocación de votos kármico.

¿Cómo Eliminar Votos Kármico?

Lo más importante antes de decidir eliminar o revocar tus vitos kármicos es hacerte consiente de la forma en cómo vives tu vida, es decir, identificar la forma en que reaccionas ante ciertas situaciones y que patrones de conducta repites constantemente.

Esto te permitirá identificar qué votos o promesas hechas en tu vida pasada sigue aún vigente.

Una vez que tienes claros todos esos procesos automatizados que difícilmente ibas a poder cambiar si seguías ignorando, lo que sigue es diseñar tu estrategia de cambio.

Con estrategias de cambio me refiero a la forma en cómo decides cambiar esos viejos hábitos o comportamientos basados en tus antiguos votos kármicos.

Para ello, puedes apoyarte en distintas herramientas o practicas como por ejemplo; un ritual de revocación de votos kármico; el tiempo del ritual dependerá de cuanta fuerza e implicación se tenga.

Hay quienes también ponen en práctica la meditación u oración para anular votos kármico de forma constante hasta hacer de ellas una especie de hábito diario.

Por otro lado, también están como alternativas y terapias que pueden ayudarte a revocar estos votos kármicos; las sesiones de Reiki o el uso de la terapia con péndulo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *