Como Puede Ayudar El Reiki En Quimioterapia Tratamiento

Como seguramente ya sabes, la quimioterapia es el uso de fármacos anti-cancerígenos destinados a tratar las células cancerosas del cuerpo, siendo el Reiki en quimioterapia una excelente alternativa para contrarrestar los efectos secundarios causados por la misma.

Reiki En Quimioterapia

La quimioterapia se ha venido utilizando durante muchos años, por lo que ha llegado a considerarse uno de los tratamientos más comunes contra el cáncer.

Y es que en la gran mayoría de los casos, la quimioterapia actúa interfiriendo con la capacidad de crecimiento o de reproducción de las células cancerosas.

El tratamiento de quimioterapia puede utilizarse sola para tratar algunas clases de cáncer, pero también puede combinarse con otros tratamientos o terapias, tales como la radiación o la cirugía y el Reiki.

Siendo esta última terapia completamente energética donde a través de la imposición de las manos se canaliza la energía universal, la cual ayuda a equilibrar es sistema energético del paciente.

Si bien la quimioterapia puede ser bastante eficaz en el tratamiento de ciertos cánceres, aun así alguno de los medicamentos quimioterapéuticos suelen afectar todas las partes del cuerpo, no sólo las células cancerosas.

Lo que quiere decir, que durante y posterior al proceso de la quimioterapia es posible que surjan diversos efectos secundarios durante que de cierto modo afecten al paciente.

Por lo que la posibilidad de anticipar estos efectos secundarios puede ayudar tanto al paciente como a quienes están a cargo de su cuidado a prepararse y, en ciertos casos, a evitar la aparición de estos síntomas.

¿Cuáles Son Los Posibles Efectos Secundarios De La Quimioterapia?

Los efectos secundarios  de la quimioterapia van a depende de la salud propia, de qué tan avanzado esté el cáncer y dependiendo del tratamiento que recibas, sin embargo, los más comunes son:

  • FatigaGeneralmente se refleja como un estado de cansancio y falta de energía prolongada, en este caso por efecto de la destrucción celular, debido a la quimioterapia.
  • Náuseas y/o Vómitos: Este efecto secundario es muy común, pues muchas personas el tratamiento de quimioterapia le tiende a provocar náuseas como reacción secundaria.
  • Dolor: Los fármacos administrados en la quimioterapia pueden afectar a los nervios, provocar dolor de cabeza, muscular o abdominal, que a su vez pueden provocar quemazón, entumecimiento, hormigueo en las puntas de los dedos de los pies y manos.
  • Perdida Del Cabello: Puede decirse que este efecto secundario es el que afecta a la parte psicológica de la persona que padece de cáncer.
  • Infecciones: La quimioterapia generalmente destruye los glóbulos blancos del organismo encargados de nuestras defensas, esto aumenta significativamente la posibilidad de contraer enfermedades infecciosas.
  • Anemia: Los glóbulos rojos son los responsables de aportar oxígeno gracias al hierro que contiene la hemoglobina (componente de la sangre), la quimioterapia ataca todas las células del organismo, incluyendo los glóbulos, por lo que suele causar anemia.
  • Problemas De Coagulación: Las plaquetas son las encargadas de nuestra cicatrización y coagulación, y durante el proceso de quimioterapia también se ven afectadas.
    Con lo que las personas que padecen cáncer y atraviesen el tratamiento con quimioterapia tienden a hacerse hematomas y sangrar más de lo normal con cualquier corte.
  • Cambios en el apetito y en el peso.
  • Otros pueden presentar diarrea o estreñimiento, problemas gastrointestinales, hipersensibilidad en la piel, dificultad para tragar, inflamación de los tejidos de la boca y esófago, retención de líquidos, entre otros.

Es necesario saber que estos son solo “posibles” efectos secundarios, lo que quiere decir, que no todas las personas los presentan, tampoco con la misma intensidad.

De hecho, la mayoría suelen desaparecer una vez que culmine el tratamiento y también es muy común que el médico sugiera medicamentos que ayudan a tratar los síntomas durante el proceso.

De cualquier manera, estas reacciones o efectos secundarios van a deberse siempre a los efectos de los fármacos que componen la terapia, los cuales mayormente actúan de forma agresiva para el organismo.

Aunque los fármacos encargados de combatir el cáncer hacen un buen trabajo sobre las células cancerígenas, actúan también sobre las células sanas del organismo.

Como mencione anteriormente, no todas las personas que padecen un cáncer y están en tratamiento con quimioterapia tienen los mismos efectos secundarios, estos indudablemente varían de una persona a otra.

Lo que sí es completamente seguro, es que efectos o consecuencias de las quimioterapias de van mas allá del nivel físico y es que además cambia el ritmo de vida de la persona también termina afectando sus relaciones interpersonales.

Esto como resultado del miedo, la ansiedad, la tristeza e incluso la depresión que la mayoría de los pacientes atraviesan en algún momento del tratamiento.

Cada uno de estos síntomas o efectos secundarios se vuelven parte de la prioridad del médico tratante, ya que al tratarlos mejorara también la calidad de vida de paciente.

Y es justo entonces donde entra en juego las diferentes terapias energéticas, como lo es el Reiki en quimioterapia, con el fin de mejorar y ayudar al paciente a sobrellevar tan difícil proceso.

¿Cómo Puede Ayudar El Reiki En Quimioterapia?

Lo que hace el Reiki durante el proceso de quimioterapia es ayudar a reducir los efectos secundarios producidos por el tratamiento, ayudando a reforzar  el sistema inmunológico, a levantar la autoestima, reducir la depresión, tristeza, ansiedad…

Mientras produce relajamiento al paciente y le aporta energía que le ayuda a reducir el dolor.

¿De Qué Manera Se Da Reiki A Las Personas Que Reciben Quimioterapia?

  1. Lo primero es dar un tratamiento completo de Reiki.
  2. Tratar los puntos clave con Reiki, es decir, todas las posiciones de la cabeza, timo, Plexo solar, hígado, bazo y riñones, sin olvidar el área afectada y el chakra asociado al órgano.
  3. Se puede optar por hacer las técnica japonesas sanadoras; Zenshin koketsu Ho (Depuración de sangre), la técnica Nadete Chiryo HO, y el Uchite Chiryo Ho.
  4. Se le pide al paciente que no reprima sus emociones, por el contrario las exprese; sus enojos, ira, resentimientos…
  5. El terapeuta Reiki junto con el paciente debe hacer una meditación donde tome conciencia de su cuerpo, en este caso del área u órgano afectado, donde tratar en lo posible de definir las emociones asociada al dolor. Luego de esto, estará listo para realizar la terapia de corte de lazos  energéticos, con todas las situaciones que le causan enojos, ira, resentimientos… así como las de perdonar a personas  o a sí mismo por situaciones del pasado.
  6. Durante esta terapia de Reiki debe trabajarse el autoestima y el niño interior del paciente, se le indica que deberá cambiar su forma de pensar, de hablar por pensamientos y palabras  positivas, al igual que su manera de actuar, es decir, ser congruentes con lo que dice y piensa.
  7. Se le enseña y se le pide al paciente que medite 10 minutos en la mañana y 10 minutos en la noche.
  8. Adicional a ello, se le sugiere al paciente que se dé mucho amor, que camine y coma saludable.

Las terapias de Reiki en quimioterapia ayudan de manera significativa a sobrellevar e incluso a aminorar los síntomas o los efectos causados por la misma, no solo a nivel físico, sino además a nivel emocional y espiritual, lo que beneficiara al paciente a salir victorioso de esta enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *