¿Cómo Usar El Reiki Y Flores De Bach?

Si estas buscando una manera de sanar tu estado físico, mental y emocional más allá de la medicina tradicional, el Reiki y flores de Bach es una muy buena alternativa.

Reiki y flores de Bach

El Reiki es una terapia hinduista complementaria a la medicina y terapias psicológicas convencionales. Se basa en la canalización y transmisión de energía universal mediante la imposición de las manos sobre los chakras.

Su propósito es trabajar sobre estos vórtices de energía, deshaciendo cualquier tipo de bloqueo o mal funcionamiento que se traduce en el desequilibrio de los campos físico, mental y espiritual, lo que perjudica el estado de salud y trae consigo enfermedades.

Por otro lado, las gotas de flores de Bach no son más que 38 esencias o sustancias, extraídas mayormente de flores silvestres, las cuales poseen cualidades terapéuticas específicas.

Ahora bien, las terapias de flores de Bach son un sistema basado principalmente en hallar cualquier desequilibrio energético que origine padecimientos físicos.

Es por ello, que estos preparados florales son considerados un excelente tratamiento de diversos desordenes afectivos y problemas emocionales como lo son; el odio, el temor, la incertidumbre, angustia, ansiedad, estrés, obsesiones… que de cierta forma perjudican la personalidad de la persona y enferman físicamente al organismo.

Entre las tantas ventajas o las propiedades de las flores de Bach destaca el hecho de ser una terapia libre de contraindicaciones, efectos secundarios y toxicidad alguna.

Lo que hace de ellas una de las tantas terapias compatibles no solo con cualquier tipo de tratamiento de medicina tradicional, sino también con otras de tipo energético, como lo es el Reiki.

¿Puede Combinarse El Reiki Con Flores De Bach?

La terapia Reiki y flores de Bach pueden ser perfectamente complementadas entre sí, puesto que ambas se encuentran dentro del grupo de las muy comunes “terapias alternativas”.

Tanto separadas como en conjunto, estas terapias se utilizan para tratar aquellas personas que padecen alguna enfermedad de origen físico, emocional, fisiológico, mental o de comportamiento.

¿Cómo Usar El Reiki Y Flores De Bach?

Ambas terapias se usan efectivamente en conjunto, ya que el Reiki básicamente explora el mundo energético y emocional de la persona y partiendo de ahí se selecciona la esencia de flor de Bach que más ayude a equilibrar las energías y la armonía psíquica que contribuyan a sanar el cuerpo en todos los ámbitos.

Esto sucede porque las flores de Bach a diferencia de la medicina tradicional, no actúan por medio de la acción bioquímica, sino más bien de manera vibracional, impregnando lentamente en el cuerpo, para así descubrir el estado emocional que está causando daño en la salud.

En otras palabras, las flores de Bach son unas especies de patrones que al tener contacto con cualquier ser vivo penetran en su campo energético y lo revitaliza para que en el fluya la energía universal.

Por otro lado, al combinar el Reiki con las flores de Bach aumenta la vibración de quien recibe la terapia, lo lleva a tomar más conciencia de quién es y a desarrollar sus aspectos más positivos.

De manera que estas terapias también se utilizan para promover el desarrollo personal, profundizar y equilibrar el interior, y lo mejor es que para ello no se requiere gran cantidad de esencia de flores de Bach, sino más bien de la frecuencia con que se toman.

¿Qué Beneficios Aporta El Reiki Y Flores De Bach?

Estas terapias aportan infinidad de beneficios, pues ayudan a obtener paz y equilibrio, armonizando todos los niveles:

  • Físico: mejora significativamente dolencias, lesiones, metabolismo, facilita el sueño y disminuye el cansancio.
  • Mental: ayuda a desaparecer hábitos dañinos, disminuir el estrés, insomnio, etc.
  • Espiritual: aporta armonía, equilibrio, paz, serenidad, etc.
  • Emocional: trata problemas de tipo sentimental, infelicidad, agresividad, liberar emociones reprimidas.

Y lo mejor de todo es que tanto niños, adultos y ancianos pueden verse beneficiados con estas terapias que indudablemente aumentaran el nivel energético, proporcionando vitalidad anímica y física.

Todo esto quiere decir que la combinación de ambas terapias, las cuales trabajan el mismo fin y parten de la misma base (las emociones y energías negativas originan las enfermedades) lleva al paciente a liberar todos los posible bloqueos energéticos para mejorar la salud y encontrar equilibrio.

Otra gran similitud es que tanto el Reiki como las flores de Bach trabajan con la energía sutil o energía universal, que en lo que respecta a la primera terapia, es transmitida por el terapeuta a través de la imposición de las manos, mientras que con la última es a través de las esencias florales.

Como vez el Reiki y flores de Bach son dos maravillosas técnicas cuya efectividad se potencia al aplicarlas en conjunto, aportándonos únicamente bienestar y equilibrio.

One Response

  1. Habib Safi M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *