Aprende Como Usar Reiki Para Enfermos Terminales

Te invito a conocer un poco más sobre el Reiki para enfermos terminales, como actúa, que beneficios aporta y como utilizarlo adecuadamente según sea el caso.

Esta estupenda terapia de sanación espiritual ofrece infinidad de beneficios a todos, en cualquiera que sea el nivel (físico, mental o espiritual) que lo requiera, es por ello que hoy en día se emplea Reiki en hospitales del mundo.

Y es que quieres saben lo que es el Reiki y sus beneficios, conocen que aunque estas terapias no logran sanar la enfermedad terminal si surten gran efecto a nivel de síntomas o situaciones que estos pacientes puedan presentar.

Y es que muchos de estos síntomas están estrechamente relacionados con temas del pasado, es decir, con asuntos u emociones que no fueron resueltos y se encuentran estancados en el cuerpo.

Y es justamente sobre estos síntomas que actúan las terapias de Reiki, las cuales serán empleadas en los pacientes terminales según sea la condición del mismo y el nivel de Reiki que haya cursado el practicante o terapeuta Reiki que se disponga a realizarla.

¿Cómo Usar Reiki Para Enfermos Terminales?

Como mencione anteriormente, el poder, los beneficios del Reiki Usui y la forma en cómo hacer Reiki a un enfermo terminal va a depender del nivel que tenga cursado el terapeuta y del lugar en que se encuentre el paciente.

Si el practicante cuenta únicamente con el primer nivel de Reiki tiene solo una posibilidad de atender al paciente, la primera y más eficaz es dirigirse al hospital o al domicilia donde se encuentre el enfermo de manera que pueda ayudarlo directamente.

De ser en el hospital, lo más conveniente es que se haga de manera discreta, dibujando mentalmente el símbolo Reiki sobre el paciente, se pronuncia tres veces el nombre a tiempo que pide ayuda a los guías para conectar con la energía universal.

Ahora bien, si el practicante tiene la oportunidad de dar Reiki al paciente que se encuentra en casa podrá actuar directamente sobre este mediante la imposición de las manos como canal para transmitir la energía universal que ayudara a contrarrestar los síntomas.

Ahora bien, si el practicante cuenta con el segundo nivel de Reiki tiene dos efectivas posibilidades, la primera es actuar directamente sobre el paciente como en el caso anterior y la segunda es hacerlo a distancia.

Para la sanación a distancia, es recomendable conocer al paciente personalmente o por fotografía, de manera que pueda visualizarlo tal como es.

Sin embargo, le servirá también saber el nombre del paciente y otros datos básicos como por ejemplo; el lugar donde se encuentre, bien sea en el hospital (pabellón, planta, y/o numero de habitación) o en su domicilio particular.

De esta manera cuando el practicante sintonice con la energía universal le sea más sencillo visualizarlo al momento de enviar Reiki, lo cual debe hacerlo regularmente, con 15 minutos diarios será suficiente.

Ya con este segundo nivel, puede incluso apoyarse en el uso de la tabla de sanación a distancia con cristales, situando el cristal especifico para cada chakra en su lugar y cuarzos en ambo lados, es decir, dos arriba que apunten hacia el chakra corona y dos abajo apuntando hacia el chakra base.

De esta manera el practicante pondrá enviar energía Reiki al paciente cuantas veces lo desee, apoyándose nada más que en su intención y en el poder de los cristales.

Ahora bien, si el practicante o terapeuta cuenta con el tercer nivel de Reiki o maestría, está capacitado para realizar cualquiera de los métodos anteriores para usar Reiki para enfermos terminales.

Estos métodos serian, dar Reiki directamente sobre el paciente, enviar Reiki por medio de la sanación a distancia y la tabla de cristaloterapia y por último, contando con la maestría; por medio del Antahkarana.

En este caso, lo más conveniente es trabajar sobre la tabla o parrilla Reiki situando en el centro una pirámide de amatista o cuarzo, rodearla de otros cuarzos en el interior del signo Antahkarana y justo debajo de la pirámide colocar el mantra programado.

Una vez se tenga montada la tabla de cristales sobre el Antahkarana se procede a trabajar, es decir, a dar Reiki por al menos 20 minutos para luego dejarla trabajando con la misma hasta el día siguiente.

En cuanto al mantra que se utilice, este solo podrá retirarse si el estado actual del paciente llegase a mejorar, de lo contrario debe permanecer en la tabla y continuar con él.

Pero como sabemos, las enfermedades terminales, por lo general, indican un fallecimiento próximo, de saber que este momento se avecina, lo ideal es iniciar un proceso de transición en el que el terapeuta le ayuda a abandonar el cuerpo material para integrarse a la energía pura.

Durante este proceso el reikista, el cual necesariamente debe estar experimentado y preparado previamente, acompaña al moribundo hacia la energía pura, todo esto mediante la visualización.

¿Pero qué sucede si el enfermo terminal fallece? si esto sucede, el terapeuta con el primer nivel de Reiki debe continuar sintonizando la energía universal a través de sus guías para enviarla al fallecido por al menos tres días posteriores a su muerte.

En el caso del Reiki a distancia, se recomienda enviar energía al difundo al después de tres o más días de su muerte, por su puesto poniendo tal intensión y pidiendo permiso a los guías y a la energía universal para hacerlo.

Y si lo que ha hecho el reikista es trabajar con la tabla de Antahkara debe proceder, en primer lugar, a sustituir la pirámide por una de cuarzo ahumado, y cambiar el mantra de manera que su programación consista ahora en enviar energía a un ser de luz, ayudándole al tránsito de un nuevo estado.

Como vez utilizar Reiki para enfermos terminales no solo le ayuda a reequilibrarse energéticamente, a disminuir los síntomas físicos y emocionales, sino también a la transición al momento de su fallecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *