Como Aumentar La Energía Corporal

Todos en algún momento nos sentimos decaídos o agotados física, mental y emocionalmente, sobre ponernos a este estado requiere de ciertas estrategias que nos permitan aumentar nuestra energía corporal lo más rápido posible.

Energía Corporal

Pero, ¿Qué es la energía corporal? Para que entiendas perfectamente a lo que me refiero, comenzare por dejar claro que la energía no es más que el combustible necesario para que el cuerpo humano pueda vivir y ser productivo.

Todo, absolutamente todo nuestro cuerpo requiere de energía para funcionar, partiendo desde el más sencillo proceso entre las células y los tejidos.

Ahora bien, ¿Cómo se divide la energía corporal? En 7 tipos, las cuales requieren de un total equilibrio y buen funcionamiento, solo así lograremos un bienestar físico, mental y espiritual pleno.

Tipos De Energía Corporal

La buena salud, aptitud y funcionamiento del cuerpo humano depende del correcto equilibrio de los siguientes 7 tipos de energías:

  1. La Energía Respiratoria: La respiración es la función más importante del cuerpo, a través de ella no solo obtenemos oxigeno (indispensable para la vida) sino que además absorbemos energía universal.
    Dejar a un lado malos hábitos como por ejemplo; el cigarrillo, y tomándonos un tiempo para respirar aire puro diariamente nos ayudara a mantener este tipo de energía en excelente estado.
  2. La Energía Alimenticia: Esta basada en mantener una buena y balanceada alimentación, evitando al máximo los vicios y el consumo de químicos.
  3. La Energía Telúrica- Cósmica: La relación entre ambas energías es de gran importancia, la primera surge de las capas magnéticas subterráneas de la tierra, mientras que la energía cósmica es emitida desde el espacio.
  4. La Energía Espiritual: Esta generalmente depende de la actividad astral de cada persona (lo que sucede al momento de dormir o soñar).
  5. La Energía Mental: Es aquella relacionada con todos y cada uno de los funcionamientos del cerebro y demás tipos de energías, su estado óptimo va a depender de la calidad de los pensamientos y de la práctica constante de técnicas o estrategias que proporcionen a la persona actitudes mentales positivas.
  6. La Energía Sexual: Es considerada una de las energías más potentes del ser humano y está relacionada directamente con el resto de ellas.
  7. La Energía Vital: No es más que la constitución de la fuerza con la que una persona se enfrenta y actúa ante el mundo y el universo. Se dice que el agua es la principal fuente de energía vital, pues esta revitaliza, intensifica, purifica y fortalece el cuerpo, mientras que al mismo tiempo disuelve todos los aspectos negativos en él.

El desbalance de una o más energías se ve reflejado en problemas de salud o en el estado de ánimo de la persona, de ahí la importancia de cuidarla y procurar siempre aumentarla.

¿Cómo Aumentar La Energía Corporal?

Aumentar la energía corporal es bastante sencillo, siempre que se disponga de constancia y ganas de mejorar cada aspecto de nuestra vida, solo así lograremos un total equilibrio entre ellos, los que nos llevara al pleno bienestar.

Las estrategias que te mostraran como elevar la energía corporal son las siguientes:

  • Llevar Una Buena Alimentación: La alimentación es la principal fuente de energía de todo ser humano, de manera que llevar una alimentación balanceada, rica en vitaminas y minerales indudablemente mantendrá recargada nuestra energía corporal, lo que es sinónimo de vitalidad y bienestar.
  • Realizar Actividad Física: Realizar ejercicios constantemente ayuda a que los músculos, órganos y sistema interno se mantengan fortalecidos y funcionando en buen estado. Comienza ahora mismo con caminatas o trotes cortos y veras como comenzaras a aumentar tu energía corporal.
  • Descansar: Muchas veces basta con un buen descanso o un par de horas de sueño reparador para recargar nuestra energía corporal. Créate rutinas de descanso y acostumbra a tu cuerpo a descansar las horas que consideres necesarias.
    Muchos creen que haciéndolo solo pierden tiempo, pero la verdad es que un buen descanso te prepara para rendir mucho más en tus actividades diarias.
  • Mantenerte Hidratado: como mencione anteriormente, el agua es fuente vital de energía, el cuerpo está compuesto del 70% de agua por lo que no es nada relevante que necesitemos de ella para mantenerlo enérgico.
    Procura mantener siempre contigo una botella de agua, lo recomendable es consumir de 6 a 10 vasos de agua al día.
  • Evitar Las Situaciones De Estrés Y Angustia: El estrés, la angustia, la ansiedad y las preocupaciones son fuente principal del desgaste enérgico.
    Bien es cierto que muchas veces no podemos evitarlo pero lo que si podemos es tomar medidas que nos ayuden a contrarrestar esas emociones.
    Conectarte con la naturaleza, tomar tiempo para estar solos, disfrutar una buena comida, una agradable charla son solo unas de las tantas formas de drenar parte del estrés diario y prepararnos para continuar.
  • Conectarse Con La Energía De Otros: Si te rodeas de gente negativa, pesimista, malhumorada y sin motivación simplemente absorberás esas energías y es que aunque muchos no lo crean la gente que nos rodean impactan de cierto modo en nuestro nivel de energía.
    Lo mejor y más recomendable es procurar rodearte siempre de personas positivas, entusiastas, que te animen a continuar, a lograr tus metas y veras como estas son capaces de recargar tus pilas.
  • Otras Alternativas: La práctica de ejercicios o terapias como el yoga, la meditación y el Reiki ayudan a incrementar nuestro canal energético, aumentar la confianza en nosotros mismos y reponernos para afrontar con optimismo las adversidades diarias.

Espero que estas estrategias te hayan sido de gran ayuda para comenzar ahora mismo a trabajar en mantener siempre elevada tu energía corporal, si conoces alguna otra no dudes en compartirla dejándonos tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *