¿Qué Son Las Afirmaciones? ¿Realmente Funcionan?

¿Sabes que son las afirmaciones positivas y cómo puedes ponerlas en práctica? En este post te enseño como puedes comenzar a ahora mismo a combatir tus pensamientos negativos con ellas…

Sustituir los pensamientos y creencias negativas por otros positivos puede llegar a influir de manera significativa en la salud y en nuestro estado de bienestar.

Todo esto, sin mencionar que cualquiera que sean los tipos de afirmaciones que decidas poner en práctica, estas pueden no solo influir en tu estado de ánimo, sino también en todo lo relacionado a tu vida, especialmente a conseguir los cambios que desees.

¿Qué Son Las Afirmaciones?

Muchos creen que las afirmaciones positivas son solo palabras o frases que se dicen al aire, pero lo cierto es que estas son declaraciones con gran poder, a tal punto de fortalecer ciertas creencias, pensamientos y estados emocionales.

Poner en práctica las afirmaciones positivas ayuda a crear un estado mental interno optimista, de bienestar y tranquilidad. Además resultan para muchos una fuente de inspiración y motivación.

¿Realmente Funcionan Las Afirmaciones?

Efectivamente, las afirmaciones funcionan gracias a que tienen la capacidad de motivarnos, ilusionarnos e incluso de programar a nuestra mente para que se rija en base a una idea determinada.

Sin embargo, es muy común que sean consideradas como optimismo simplemente, pero estudios han demostrado que las afirmaciones positivas tienen un correlato biológico, a nivel del sistema nervioso, lo que permite que se formen nuevas conexiones entre neuronas.

Beneficios De Las Afirmaciones

Entre los beneficios más significativos de la práctica constante de las afirmaciones, podemos mencionar:

  • Favorece la interrupción de la cadena de pensamientos negativos que tienden perjudicar nuestro estado de ánimo y hasta nuestras acciones.
  • Las afirmaciones positiva predisponen a un mejor estado metal, físico y anímico.
  • Abren puertas a diversas alternativas, todas beneficiosas, mientras que los pensamientos negativos conllevan a la ansiedad, angustia y malestar.

En otras palabras, las afirmaciones positivas no harán cambiar una situación en sí, pero si son capaces de ayudar a afrontarla de mejor manera, ayudando a alivianar procesos difíciles.

Algunos Ejemplos

  • Creo en mí.
  • Soy una persona valiosa.
  • Me apoyo en mis fortalezas y reconozco mis debilidades.
  • Suelto y confío.
  • Me acepto como soy.
  • El perdón me hace libre.
  • Soy capaz de lograrlo.
  • Respiro y me siento tranquilo.
  • Mi cuerpo es fuerte.
  • Merezco todo lo bueno y puedo aceptarlo con gratitud.
  • Soy capaz de incorporar nuevos hábitos y dejar hábitos viejos que son negativos.
  • Elijo lo mejor para mí.
  • Estoy preparada para la tarea y el trabajo que realizo.

Estos son solo algunos ejemplos, las afirmaciones positivas pueden ser de distintos tipos, es decir, pueden referirse a diferentes áreas y aspectos, como por ejemplo; dinero, amor propio, salud, autoestima, trabajo…

Sin embargo, algo muy determinante al momento de ponerlas en práctica es que las afirmaciones se dicen en voz alta, primera persona, siempre pensando en positivo y en presente. ¿Estás listo para comenzar ahora mismo con ellas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *