Como Recuperar Mi Energía Espiritual

¿Por qué me siento tan desanimado, agotado energéticamente? ¿Cómo puedo recuperar mi energía espiritual? ¿Es normal que me sienta de esta manera?

Si has llegado hasta este blog es porque seguramente, ahora mismo te sientes de tal manera y estas buscando consejos o estrategias que te ayuden a elevar esa energía.

Pero antes, déjame decirte que tener baja energía espiritual es más común de lo que se cree, por ello he reunido los mejores métodos con las que efectivamente aprendí a:

Como Recuperar Mi Energía Espiritual

Cuando me siento desanimado, cansado, sin ganas de trabajar o hacer cualquier actividad le echo un ojo y repaso los consejos que te detallare a continuación y vuelvo a elevar mi energía vital y salud.

  • Cuidar La Alimentación:

La buena alimentación es fundamental para mantener el cuerpo, la energía física y espiritual en óptimo estado, de hecho estudios ya han demostrado que; la alimentación inadecuada disminuye progresivamente los niveles de energía.

Por ello, para mantenernos activos física, mental y espiritualmente es necesario mantener hábitos de alimentación saludable, evitar el exceso de comida chatarra y comer a las horas correspondientes.

  • Mantenerse Hidratado:

Al igual que la alimentación el agua es sumamente importante para nuestro cuerpo, tanto que el 75% del mismo depende del ella. Un ejemplo muy claro son las células, estas dependen del oxigeno y es el agua su principal fuente.

Procura siempre llevar agua contigo y créate el hábito de consumir, al menos, un vaso cada hora, los cambios que notaras te sorprenderán, esto no solo te ayudara a recuperar tu energía vital sino también tu salud en general.

  • Ejercitarse:

Antes de comenzar a hacerlo hay que tomar muy en cuenta los dos puntos o recomendaciones anteriores, de lo contrario puede verse afectada tu salud.

Lo que sigue es buscar una actividad o deporte que verdaderamente te guste, puede ir desde una simple caminata hasta la práctica del yoga, que a mi particularmente me parece excelente ya que con ella logramos trabajar las tres dimensiones (cuerpo, mente y espíritu).

Pero, sea el yoga o cualquier otra actividad, procura dedicar al menos 30 minutos diarios para llevarla a cabo. Te aseguro que tu estado de ánimo y tu energía espiritual cambiaran.

  • Meditar:

Adicional a práctica de algún deporte, puedes optar por dedicar un tiempo a la meditación, puedes fácilmente hacerlo al iniciar o culminar el día, justo antes de dormir.

Esta práctica te permitirá conectarte con tu Yo interior, canalizar tus emociones, reducir los niveles de estrés que tanto desgaste espiritual generan, en fin vivir una vida mucho más consciente.

  • Apoyarse En Terapias Energéticas:

Actualmente existen infinidad de terapias energéticas que efectivamente nos ayudan a eliminar bloqueos energéticos, equilibrar el cuerpo, la mente y es espíritu, eliminando cualquier tipo de energía negativa arrojada en el cuerpo.

Algunas de las más comunes es el Reiki, el biomagnetismo, el feng shui, técnica de liberación emociona… todas estas con el fin de proporcionar beneficios tales como elevar tu energía vital, eliminar bloqueos y restaurar el flujo de energía.

  • Poner Atención A Los Hábitos De Sueño Y Descanso:

Nada como cargarse de energía física, mental y espiritual que con un buen descanso. Hacerlo es fundamental para mantener tu cuerpo y salud en perfecto estado, incluyendo la salud espiritual.

Evita a toda costa que la vida, el trabajo, problemas y responsabilidades interfieran con las horas necesarias (7-8 horas diarias), crea tus propios horarios ajustándolos a tus tareas diarias y luego educa a tu cuerpo para lograrlo.

  • Conectar Con La Naturaleza:

Puede parecerte extraño pero una de las mejores formas de cómo recuperar energía rápido es conectar con la naturaleza, de hecho dos buenas terapias para comprender la conexión del todo y escuchar el latido de la tierra es dar una caminata descalzos y/o abrazar los arboles sabios.

  • Cuidarse De Las Personas Que Nos Rodean:

Posiblemente te ha pasado que luego de hablar con alguna persona o estar en ciertos lugares como por ejemplo; hospitales, cementerios, e incluso centros comerciales quedas con una enorme sensación de agotamiento.

Esto ocurre porque muchas de las personas no logran recargar su energía espiritual de manera natural como lo he explicado con los métodos anteriores (descanso, alimentación, hidratación, contacto con la naturaleza…).

Lo que ocurre entonces es que su cuerpo u organismo busca, de manera natural e inconsciente, recargarse con la energía de otras personas, a este efecto de compensación y reequilibrio de energía se le conoce como “vampirismo energético”.

Por lo general, ocurre cuando nos acercamos a personas afligidas, estresadas, llenas de ira, físicamente enfermas… evita en la medida de lo posible mantenerte cercano de ellas.

  • Poner Atención A Lo Que Decimos, Escuchamos Y Vemos:

Si lo que estas buscando es la forma de no solo recargar tu energía espiritual sino además mantenerla en buenos niveles debes, desde ahora mismo, poner sumo cuidado a lo que hablas, escuchas y ves.

Nada más desgastante que vivir sumergido en la negatividad, rodeado de personas toxicas y pesimistas, leer o escuchar noticias negativas.

Asegúrate de expresarte siempre de forma positiva, alimenta tu mente y tu espíritu de cosas que te ayuden a crecer, que te sumen en lugar de restarte energía espiritual.

  • Practicar La Apreciación:

A mi particularmente, esta práctica me ha resultado sumamente beneficiosa ya que me ha ayudado a como aumentar mi energía chi y lo mejor es que es súper sencilla.

Consiste únicamente en sentarte en silencia y apreciar todo tu entorno, todo lo que te rodea, yo acostumbro a hacerlo por las tardes, justo al atardecer para recibir toda la energía de ocaso.

Estos son los más comunes métodos o pasos que he estado poniendo en práctica y con los que he aprendido a cómo recuperar mi energía espiritual de forma natural y rápida, espero te sean de gran utilidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *